La importancia del curado del concreto

Para empezar, definamos que es el curado del concreto: Es el proceso de humedecer constantemente el concreto con la finalidad de controlar y mantener una humedad y temperatura favorables para que se desarrolle el proceso químico que convierte a una mezcla de materiales en CONCRETO.

Hay mucha gente, incluso que se dedica a la construcción, pero que no conoce a ciencia cierta la diferencia entre cemento y concreto (u hormigón), pero la explicación es muy simple, si hacemos una analogía, sería como decir que la harina es PAN, y todos sabemos que eso no es cierto, para que la harina se convierta en pan, también necesita, levadura, agua, azúcar, sal, etc. Pues lo mismo sucede con el cemento, sólo es un elemento necesario para hacer concreto, el concreto es una mezcla de arena, grava, agua y CEMENTO.

El concreto es una mezcla química delicada (Casi como hacer pan), tiene una razón de ser la cantidad de cemento, de grava, de arena y de agua, todo con la finalidad de lograr la reacción química deseada, que consiste en que el cemento (y disculpen lo repetitivo de las palabras) funcione como CEMENTANTE, es decir, como PEGAMENTO del resto de los componentes.

Cuando se da esa reacción química, se produce un efecto exotérmico, es decir, genera calor, lo que a su vez, genera más evaporación de agua, y más calor, lo que resulta en una evaporación de agua anticipada que produce fisuras o micro fisuras en el concreto, y además, “ABANDONA” el proceso químico del fraguado y lo detiene, y con eso bajamos la resistencia del concreto considerablemente. (Hay pruebas de laboratorio, en las que se ha demostrado que un concreto que pudo haber sido F’c=350 kg/cm2, si no es bien curado, fácilmente puede bajar su resistencia a F’c=75 kg/cm2)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *